Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 /
Marzo 2008
Alejandra Toro, autora del cuento Gabriela, la poeta viajera:
"A Gabriela, Chile le quedó chico" (continuación)

 

Mitos y leyendas

En este trabajo, la periodista también asume ciertas opciones para definir aspectos que aún no han sido aclarados sobre su vida, especialmente lo referido a Yin Yin, de quien Gabriela se hace cargo como madre, sin que se sepa hasta hoy si era su hijo o si los unía algún lazo de consanguineidad. En el cuento, Alejandra lo presenta como un sobrino que habría quedado a su cuidado. "De todos los biógrafos que leí me quedé con la versión de Volodia (Teitelboim). El comparó todas las biografias y concluyó que lo más probable es que fuera su sobrino. De todas maneras, el tema de Yin Yin sigue siendo un misterio. Sus restos fueron repatriados a Chile pero, de hecho, no existe su certificado de nacimiento", señala la autora que incluso, para averiguar más sobre el tema, viajó a Petrópolis, donde la Mistral vivió con Yin Yin, y donde éste se quitó la vida: "estuve con sus compañeros de colegio, que también habían conocido a Gabriela".

Otro tema de su vida privada que Alejandra toca -siempre desde el enfoque infantil-, es la importancia de su amor por el poeta Manuel Magallanes Moure. "Fue un amor real y correspondido -señala-, lo cual se refleja en las cartas apasionadas que se escribieron durante más de ocho años. Pero él era casado. Y por eso ella decidió cortar". En cuanto a su relación con el ferroviario Romelio Ureta, a cuyo suicidio se atribuye el supuesto desencanto amoroso de Gabriela, Alejandra considera que no tiene la importancia que se le ha dado: "Eso lo ocuparon para justificar su soltería. Ureta fue un amor de ella de juventud y se suicidó a causa de un delito que cometió, atormentado por el hecho de que su novia, que por supuesto no era ella, lo descubriera. Hace rato que no pasaba nada con Lucila (Gabriela)".

Respecto a su bullada homosexualidad, actualmente en el tapete tras la divulgación de las cartas de Doris Dana -que apuntarían a que existió alguna relación sentimental entre la poetisa y su albacea- Alejandra señala que, según Teitelboim, Gabriela Mistral habría sido violada cuando niña, lo que le habría provocado un trauma con la sexualidad que no necesariamente implica lesbianismo. "Y eso explicaría que tuviera estos amores platónicos con hombres, aunque tampoco se puede descartar que haya tenido relaciones con mujeres. Es una persona que se permitió vivir muchas cosas. Conoció medio planeta, fundó un montón de escuelas, fue cónsul, recibió el Premio Nobel y además, vivió su maternidad con Yin Yin. Lo que no es, para nada, es la mujer castrada con que se ha identificado a su figura".

Tergiversación que se condice con el intento de desperfilar a una mujer que rompe con todos los cánones sociales de la época. "Su poesía es impresionante. Su libro Tala, por ejemplo, es muy abstracto. Es muy interesante desde el punto de vista de la percepción, de lo existencial. Y, sin embargo, no ha sido tan leída. Se la olvidó mucho. Nos quedamos con la imagen del mito de la Premio Nobel, la profesora, amante de los niños, media trágica. Pero creo que ahora, a propósito de la recuperación de su legado y de los 50 años de su muerte, se está desenterrando la historia de la Gabriela, y se está rescatando su obra. Su historia se tiene que reescribir".


Precio de referencia: $ 6.490-.

 
Subir
1 / 2 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: