+ Rescate
Entrevista a Mario Rojas.
Glosario cuequero
Encuesta a expertos: Las mejores cuecas.
Ver todo Rescate
 
Artículos Recomendados
- Roberto Parra: El alma de la fiesta.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda

Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Mayo 2005


Conversaciones con el Tío Roberto Parra

El camino al puerto de San Antonio (continuación)

Y era verdad. Era muy humanitario. Había sufrido también, y en la mirada conocía a los que los que estaban mal. Era flor de amigo.
Y llegó en la tarde el Kincón.
- Hola, me dijo, creía que no me iba a esperar.
- No, le dije, me contó la señora quién es usted.
- ¿Cómo comió?
- Bien, vamos a tomarnos unos tragos.
- Ya pueh.
-Después le pago, le dijo a la señora.
- Cómo no, dijo ella, no se preocupe, si usted es de aquí.
Después me dijo:
- Vamos a ir a un hotel por aquí, bien encachao.
Pagó cuatro noches de pieza.
- Mientras usted se coloca aquí, le pagó las cuatro noches, me dijo.
Tomamos harto trago.
- Mañana en la mañana lo vengo a buscar...

Así fue la llegada mía a San Antonio.
Vino a buscarme al otro día, fuimos a comer algo por ahí, me dijo, yo tengo que ir a trabajar en la tarde. Si no encuentra trabajo aquí en San Antonio, después le paso pa irse pa Santiago.
Así fue la cosa.
La segunda noche salí y no encontré a nadie en los cabarets, ni en las casa de putas. Ninguno conocido.
A la tercera noche encontré al Negro Alfaro, violinista. Ese es el que me enseñaba Jazz. Me dijo: "qué estás haciendo aquí Parra". Un tipo muy bien vestido, muy elegante, guatoncito, simpático. Le gustaba mucho tocar Jazz conmigo, llegando yo, no había caso, no tocaba con nadie más.
- ¿Y adónde estás?
- Estoy en un hotel que me pagó un amigo.
-¿ Qué amigo?
Le conté. Y me dijo:
- Yo tengo una pieza chica, con una cama chica, pero te echo para los pies. Mientras te coloco aquí donde trabajo.
Habló con la cabrona del local: "Tengo un amigo guitarrista que toca lindo".
- Claro, dijo la cabrona, tráigamelo.
Hacía como treinta años que no lo veía. Habíamos estado juntos en Temuco. Tenía una mujer, qué linda. Que lo trataba como las huevas. Ella era de allá. Me acuerdo que en mitad de la calle le gritaba: "¡Perdí toda mi juventud por culpa tuya guatón de mierda". Pero mihijita que...
Por la puta, y a un hombre así.

                         
|
| | |
5
|
|
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del