Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 / 4 /
Mayo 2007
Momias Chinchorro
Preservando a los seres queridos (continuación)
 

Del total de momias Chinchorro encontradas y estudiadas por el mundo científico (alrededor de 300), un equivalente a un 47% corresponde a momias naturales encontradas preferentemente en los sitios El Morro y Camarones. Se trata de cuerpos preservados en el desierto de Atacama, en una región árida de alta sequedad y donde las sales del desierto actúan como preservantes retardando la descomposición. Los enterraban en posición extendida, de espaldas, envueltos en esteras vegetales y pieles de camélidos. Estos cuerpos se encontraron asociados a objetos de uso habitual como implementos de caza o pesca.

El restante 53% de momias Chinchorro estudiadas corresponden a las de tratamiento artificial o tratamiento intencionado, que están clasificadas por el Dr. Bernardo Arriaza en momias negras (fechadas por radiocarbono entre los años 4000 al 2800 a. C.), las más elaboradas de todas; las momias rojas de menor sofisticación y más actuales (fechadas cerca del 2500 al 1500 a. C aproximadamente); las momias vendadas (sin fecha radiocarbónica) y las momias con pátina de barro (sólo duraron un par de siglos, desapareciendo cerca del año 1700 a. C.)

Respecto a las momias negras la manera de su preparación consistía en que se desarticulaba el cuerpo muerto completamente para luego extraerles los órganos y musculatura. Posteriormente rearticulaban el esqueleto reforzándolo con una estructura interna de maderas en sentido longitudinal y esteras, los que embarrilaban con cuerdas de totora conseguidas de áreas pantanosas de la zona. Rellenaban también las cavidades del cuerpo, incluidos el cráneo y el tronco con ceniza y vegetales secos. El cuerpo luego se modelaba con una pasta de ceniza para acabarlo con la colocación de la piel del propio occiso o la piel de animales. Se le adornaba la cabeza con una peluca de pelo negro y se pintaban sus cuerpos con pintura de manganeso (color negro-azulado) material extraído de las playas cercanas a la ciudad de Arica.

Las momias rojas son técnicamente más simples que las negras y coincidían en la extracción de órganos, parte de la musculatura y el cerebro. Introducían maderos delgados debajo de la piel del cadáver, un madero para cada extremidad y columna vertebral. Una vez secados los cuerpos eran rellenados con plumas de aves marinas, vegetales secos, tierra y piel de guanaco o vicuña. Rellenaban la cabeza con parecidos materiales a la que agregaban una peluca negra hecha de cabellos humanos. Las incisiones se practicaban con objetos punzantes como espinas vegetales e hilo de pelo humano. Finalmente se pintaba el cuerpo con ocre rojo, quedando a excepción del rostro y cabello (de color negro) una pieza completamente artística.

Las momias con vendajes son una variación de las momias rojas donde su diferencia principal radica en que la piel era repuesta en forma de vendajes, probablemente para algunos casos con piel de pelícano, y pintada de rojo.

Finalmente, existieron las momias con pátina o capa de barro que resultaba ser una modalidad de momificación en que impregnaba en el cadáver una mezcla de tierra y arcilla, más un aglutinante proteínico como el caso de sangre de lobo marino, aves, humanos o camélidos e inclusive huevos. Estas momias no muestran evidencias del uso de madera para reforzar el cuerpo.

Cualquiera fuera la época o lugar, los Chinchorro desarrollaron una notable técnica de preservación de sus seres queridos. Significó una alta habilidad manual y un aprovechamiento de los recursos de la naturaleza expresados en la preparación de pigmentos, y en la fabricación de objetos utilitarios vinculados a la momificación. Este rito mortuorio que fue aplicado entre los Chinchorro para honrar a todos sus individuos (hombres, mujeres, niños e inclusive fetos), significó probablemente un elemento de cohesión social, sólo explicable en la larga continuidad de dicha práctica cultural, y además evidencia un alto valor simbólico, espiritual y artístico ya que las momias eran tratadas no sólo para la eternidad del individuo (cuerpo y alma), sino también para la continuidad del grupo.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de Nuestro.cl
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: