Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 / 3 /
Mayo 2006
Un joven chileno en Calcuta

 

Tras titularse como Ingeniero Comercial en la Universidad Católica, Carlos Kubik emprendió un viaje a Calcuta para trabajar por y con los más pobres de los pobres, junto a las Hermanas de la Caridad, fundadas por Santa Teresa de Calcuta. Una experiencia que aspira a transmitir y expandir en el entorno empresarial chileno, motivando a las nuevas generaciones a poner su energía en obras sociales, asumir la responsabilidad social en su profesión, integrarse a las redes e instituciones que conforman la tradición solidaria y proponer nuevas iniciativas que fortalezcan los valores éticos como fundamento de la identidad cultural.

Por Rosario Lorca

Había seguido la ruta de un joven exitoso: estudió en un buen colegio, ingresó a Ingeniería Comercial en la UC, obtuvo su título con dos menciones y recibió varias ofertas de trabajo, además de la posibilidad de estudiar un magíster en Chile o el extranjero. Sin embargo, Carlos Kubik no escogió ninguna de estas opciones y se embarcó a la India a trabajar durante varios meses con los desposeídos.

- ¿Por qué escogiste un camino tan distinto a lo que se habría esperado con tu trayectoria?

- Siempre tuve la necesidad de hacer algo por los demás y creo que el mejor momento era este, al ser joven, sin obligaciones, con toda la libertad. No tenía miedo de endeudarme y luego trabajar para pagar.

- ¿En qué sentido crees que esto te cambió internamente?

- Antes, cuando estuve en Australia como estudiante de intercambio, viajé a países de Asia y como muchas personas me recomendaban ir a Calcuta, fui a conocerla y sentí que debería volver cuando terminara la universidad. Yo creo en darse un tiempo así, de voluntariado, más allá de lo que aportas en ese período y que además podría haberlo hecho otra persona, lo importante es lo que queda para después, darte cuenta que hay demasiada gente que tiene tan poco, que no se necesita nada material para ser feliz. Y por otra parte, uno se da cuenta que tiene una responsabilidad enorme por la suerte que ha tenido de recibir tantas cosas por las que no hiciste nada, que uno recibe como dadas, pero la mayoría de la gente no las tiene.

 
Subir
1 /  2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: