Palacio Ferreriro, Cartagena.
Revisa el álbum
 
+ Rescate
Historia de Cartagena.
Indígenas para la foto.
Historia de la fotografía en Chile.
Ver Más
 
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 /
Enero 2006
Sociedad de Amantes de Cartagena
Amantes incondicionales (continuación)

 

 

El Año Nuevo del ´94 los amigos se reunieron a celebrar en Cartagena. Arrendaron la antigua Residencial Europa e hicieron una fiesta ambientada en los años 20, época de gloria del balneario, con fuegos artificiales y muchos invitados. Ese fue, según el periodista, "el primer beso de la Sociedad". El día 19 de marzo de ese año, siguiendo una tradición mediterránea cultivada por su padre, que en esa fecha, coincidente con su onomástico, San José, celebraba el fin del verano y el agradecimiento a las cosechas, Zambrano organizó otra gran fiesta.

Si bien no mató un cordero, como lo hacía su progenitor, arrendó nuevamente la vieja residencial, invitó a muchas personalidades de la cultura, políticos y embajadores y hasta convocó a la prensa, con un comunicado en el que se leía "Enamorados de Cartagena celebran la fete del fin de vancance". Llegó el Mercurio, TVN y La Estrella de Valparaíso. Entre risas y copas, Patricio Tombolini, cuya familia fue una de las pocas residentes en la ciudad en tiempos de gloria, propuso la creación del "Club de amigos de Cartagena", cuyo nombre, tras la inevitable tormenta creativa de los asistentes, inspirados por la película "La sociedad de los poetas muertos", derivó en "Sociedad de Amantes de Cartagena".

Rápidamente se hicieron de personalidad jurídica y estatutos. José Miguel Zambrano se constituyó en director supremo y su casa, una vieja propiedad reconstruida sobre un acantilado, en la central de operaciones. Desde entonces, lejos de la gestión sistemática, sin perder las costumbres de la bohemia, sin organigrama ni financiamiento (salvo algunos aportes siempre insuficientes) han llevado a cabo una labor que ha incluido la organización de varias actividades culturales y la detención de más de alguna acción nefasta para el patrimonio y el medioambiente.

De partida, lograron que el casco antiguo de la ciudad fuera nombrado Zona Típica por el Consejo de Monumentos, con el consiguiente impedimento de demoler las casas y el requisito de contar con autorización del Consejo para construir o intervenir. En el acto de la declaratoria, la entonces directora de la Dibam, Marta Cruz Coke, le dedicó el discurso a la Sociedad, declarando para el bronce que "este es el balneario de la inteligencia y del futuro".

En el '96, fotografiaron a Alejandro Navarro y a Guido Girardi parados sobre el enorme caño del colector de Esval que vertía aguas servidas a la Playa Chica mientras familias enteras se bañaban en el mar. La imagen fue publicada en los diarios y, tras la correspondiente pelea judicial, el colector fue clausurado. En otra ocasión, frenaron el negocio de empresarios areneros que estaban destruyendo las dunas, donde hay sitios arqueológicos documentados. Nuevamente trajeron periodistas y hasta hablaron con Clara Scharanzki.

Entre el 95 y el 99 realizaron 5 versiones del Festival de las Artes de Cartagena, en los que participaron, entre otros, la Orquesta Sinfónica, Gonzalo Rojas, Volodia Teitelboim, José Miguel Varas y, por supuesto Poli Délano. También organizaron las Primeras Jornadas Líricas del Litoral de las Artes, con figuras de la talla de Cecilia Frigerio. Todo gracias a la energía, la entrega y la incondicionalidad de los Amantes y especialmente de su jefe Zambrano, quien asegura haber gastado más de 14 millones de pesos de su bolsillo en esta nostálgica cruzada.

Subir
 
1 /  2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: