Palacio Ferreriro, Cartagena.
Revisa el álbum
 
+ Rescate
Historia de Cartagena.
Indígenas para la foto.
Historia de la fotografía en Chile.
Ver Más
 
Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 /  2 /
Enero 2006
Sociedad de Amantes de Cartagena
Amantes incondicionales

 

Una noche, en una fiesta, hace ya quince años, en una vieja residencial del popular balneario donde descansan los restos de Huidobro, nació la Sociedad de Amantes de Cartagena. La aventura de un grupo de apasionados cartaginenses, entre los que se cuentan personajes tan dispares como el escritor Poli Délano, el desaparecido poeta y pintor Adolfo Couve y el otrora polémico Patricio Tombolini. Además de su principal ejecutor, el periodista José Miguel Zambrano. Todo para defender la dignidad, el paisaje y el patrimonio cultural de esta destartalada ciudad que alguna vez fue un paraíso de la arquitectura, el arte, el pensamiento y el buen vivir.

Por Rosario Mena
Fotografías: Paula Fiamma

José Miguel Zambrano, presidente de la Sociedad de Amantes de Cartagena.
Revisa el álbum

"Yo nací en Cartagena. Mi madre me parió en un camión, en el año ´48. Mi papá tenía un amigo que trabajaba en la planta procesadora de cal, que era el dueño del camión y llevó a mi mamá a parir a San Antonio, pero no alcanzaron a llegar. Mi papá era técnico eléctrico. Pero aquí no se trabajaba mucho. El siempre decía que los cartageninos en el verano veraneaban y en el invierno flojeaban. Se dedicaban fundamentalmente al cuidado y mantención de las casas de veraneo de las familias ricas. No había necesidad de hacer otra cosa".

Tal es la narración de la distendida infancia playera del periodista Miguel Zambrano, Presidente fundador de la Sociedad de Amantes de Cartagena, creada en marzo de 1991 por un grupo de artistas, intelectuales, y personalidades varias, ligados como él, a este balneario por la historia, la familia, y el amor a su gente, su paisaje y su patrimonio. Y que se resisten al terrible deterioro del cual ha sido víctima la ciudad que alguna vez fue centro de la vida social y cultural durante los meses estivales; donde se construyeron las más hermosas casas de veraneo, donde paseaban las más distinguidas damas, donde Vicente Huidobro y Adolfo Couve, que alcanzó a formar parte de la Sociedad, desarrollaron su poética creación. Y donde el autor de Altazor estableció su última morada: una tumba sobre un cerro con vista al mar, hoy pintada color piscina y repleta de rayados, corazones y mensajes.

Allí estaba el escritor Poli Délano, hijo del destacado pintor y periodista Luis Enrique Délano quien tenía en Cartagena su casa. La misma que hoy ocupa Poli, en una calle que lleva el nombre de su padre. Y también, entre otros muchos, Patricio Tombolini que, curiosamente, fue quien propuso la creación de la Sociedad.

Estando en el exilio, Zambrano y Délano se encontraron en Europa donde pasaban horas bebiendo y compartiendo su amor por Cartagena. En el 91, de regreso en Chile, se encontraron un verano en la playa de sus recuerdos. "Me puse a llorar cuando vi en lo que estaba convertida -cuenta Zambrano-. Me autoexilié en Las Cruces, en un hostal, y desde allí miraba con largavista. Con Poli, Lucho Aranda y Jaime Valdivieso dijimos: tenemos que hacer algo. Yo estaba tan triste, con el alma tan partida, que no atinaba a nada".
Subir
 
1 /  2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: