Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
1 / 2 / 3 /
Diciembre 2006
Editorial Amanuta
Había una vez identidad (continuación)

 

Niños con amor a lo propio

Ingeniera Comercial de la Universidad Católica, el bichito del arte siempre estuvo rondando al interior de Ana María quien, guiada por su maestra Carolina Irarrázabal, aprendió y practicó el arte textil, a través del cual se acercó a la visualidad y el universo cultural de los pueblos precolombinos, en busca de técnicas y motivos. "Me empecé a meter más en los contenidos, en el sentido simbólico de las imágenes y en todos los temas relacionados, no sólo desde el punto de vista estético". Tanto que cursó un master en arqueología en la Universidad de Yale y realizó su tesis sobre la arquitectura de Machu Picchu.

De regreso a Chile, luego de algunos trabajos relacionados con colecciones de textiles, se encontró con su amiga la psiquiatra infantil Constanza Recart, quien estaba interesada en el tema patrimonial como una forma de consolidar la identidad y la autoestima en los niños. La unión dio por resultado el nacimiento de la editorial Amanuta en el año 2001. "Ella venía con el amplio y profundo conocimiento del mundo infantil y yo con el contenido de las culturas originarias, del patrimonio natural y cultural. Nos dimos cuenta de que había muy poco para los niños y que existía este nicho y esta necesidad, para crear cosas que fomentaran en ellos el amor por lo propio".

La colección de Kiwala fue el primer proyecto, que vio la luz con grandes dificultades y tras un largo período de consecución de financiamiento. Entre las dos inventaron las historias que incorporan la cultura, la cosmovisión y el paisaje de la cultura andina chilena en un lenguaje infantil. A Paloma Valdivia, quien estuvo a cargo de los dibujos, la encontraron en un taller de ilustración de la Universidad Católica. "Ella tenía un aire precolombino, le gustaba lo mexicano y junto a nosotros fue desarrollando la imagen de Kiwala sus compañeros animales y su paisaje. Este fue su proyecto de título", cuenta Ana María.

La acogida fue inmediata: Ese primer libro de la colección ya va en su tercera edición y el éxito se sostuvo con los volúmenes siguientes. "Kiwala va a la selva", también debió ser reeditado. El espaldarazo definitivo vino con la incorporación de todos los textos en las listas del Ministerio de Educación. "La compañía de teatro Triciclo Pajarito hizo una obra de teatro con "Kiwala conoce el mar", y recorrieron todos los lugares donde había ocurrido el terremoto del norte, y los niños ya conocían a Kiwala", cuenta Ana María con emoción.

 
Subir
1 / 2 / 3 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita. Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl.
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: