Conjunto Los Afuerinos
 
+ Rescate
Entrevista a Mario Rojas.
Glosario cuequero
Los herederos de la cueca brava. ¡Video!
Ver todo Rescate
 
Artículos Recomendados
- Roberto Parra: El alma de la fiesta.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda

Rescate
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate...
Mayo 2005


Cuequeros de Valparaíso

Señoras y señores: con ustedes Los Afuerinos (continuación)

- ¿Pensaron cuando se formaron que realizarían un trabajo de rescate tán importante?

- Bueno, nunca pensamos en hacer un rescate propiamente tal, sí en estudiar e investigar, ya que Fredy Escobar había trabajado con la Señora Margot Loyola, y estaba en lo de la investigación, y como teníamos un poco de material de Los Chileneros y encontrábamos muy atractivo el sonido de ellos, comenzamos a incursionar y a conversar de este sonido desconocido por muchos. De ese modo, a través de la Señora Margot Loyola, llegamos a donde don Hernán Núñez. Lo ubicamos y lo trajimos a Valparaíso, estuvo como dos semanas con nosotros, día y noche, nos enseñó, nos corrigió y nos retó, pero en buena. Aprendimos muchas cosas de él.

- ¿Fue difícil entender este lenguaje?

- Claro. Por ejemplo cantábamos sus cuecas A codo vuelto y La diosa blanca, de Hernán Núnez, pero no lográbamos entender las letras, ya que no conocíamos el coa, que él nos explicó después. Me acuerdo que Héctor cantaba algunas cuecas, de la forma que lo hacía Mario Catalán, y algo de Los Chileneros. Era todo lo que sabíamos de la cueca brava, pero encontrábamos muy atractivo el sonido, el ritmo y la forma de cantar que tenían ellos y por supuesto que comenzamos a imitarlos. Para satisfacción nuestra, comenzamos a tener nuestros propios seguidores. Me acuerdo que había gente que iba a los lugares donde nosotros tocábamos y si hacíamos un "doblete", ellos se cambiaban de local para estar donde nosotros llegábamos.

- ¿Cómo es su primera experiencia en el Festival del Huaso de Olmué?

- Debido a los primeros aprendizajes de la cueca urbana, Héctor Morales, escribió la cueca Avenida la picada, dedicada al restaurante El Avenida, que era un lugar donde se juntaban músicos, después de terminar la jornada de trabajo, tipo 2 o 3 de la mañana, para cantar y hacer música.
Con este tema nos presentamos en el Festival y dimos mucho que hablar. Fue una cueca comentada, no sólo por su originalidad sino porque Los Afuerinos se dieron el trabajo de llevar un piano vertical al Patagual (anfiteatro donde se efectúa el festival del Huaso de Olmué), instrumento no considerado dentro de la estructura festivalera pero que era fundamental para expresar el carácter de la "cueca brava", "urbana", "chinganera", "porteña".

- ¿Cual es la cueca que más te gusta, y por qué?

- Creo que la cueca más completa, es La carta, de Efraín Navarro. Tiene una hermosa melodía, una estructura literaria perfecta, y la estructura poética envidiable. También me gusta mucho No te puedo olvidar, de mi autoría y grabada por Los Afuerinos; Valparaíso Nocturno, de mi compadre Luis Sata Ponce; Mentiras bellas de un amigo Argentino, Oscar Criado, un amante de la cueca chilena; Mándame quitar la vida de Segundo Zamora y, por supuesto el éxito de Los Afuerinos No te vayas, también escrita por mí. Es una gran satisfacción para mí esta cueca que ha sido tan popular en todo el país.

     
|
2 >
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del