La estética, la historia del arte, la filosofia oriental, la cultura mapuche, la música popular y la docta se integran en la sabiduría del profesor Gastón Soublette.
 
Otros Perfiles
Sergio Martínez, historiador.
Marta Cruz-Coke, gestora cultural.
Raquel Barros Aldunate, folclorista.
Ver todas las Perfiles
 
Sitio Recomendado
- En el sitio www.serindigena.cl, podrás conocer más sobre la cultura mapuche y su lengua.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Perfiles...
Febrero 2004

Gastón Soublette

El sabio de la tribu

Académico; historiador del arte; experto en estética, filosofía oriental y cultura mapuche; musicólogo y compositor formado en Francia y uno de los grandes integradores de la música popular chilena en el ámbito docto (gracias a su decisivo encuentro con Violeta Parra), Gastón Soublette es un compendio de múltiples saberes, que transmite a sus alumnos-discípulos, bajo una cosmovisión que apunta a recomponer "el sentido trascendente de la vida". Un maestro que, sin abandonar jamás su cruzada por el rescate de las raíces y los valores culturales, no oculta su desolación ante el materialismo y la pobreza espiritual del Chile actual. El gran problema, afirma, es que "no hay alguien, como Vicuña Mackenna, que tenga clara la verdadera función de la cultura, que es la de crear personas con discernimiento". Algo que, por cierto, "no le interesa a ningún poder".

Por Rosario Mena

Cultura: un arma de doble filo. La cultura como vía de evolución intelectual y espiritual, la instrumentalización política y la ausencia de criterios claros y de interés del sistema en su verdadero desarrollo.

Cultura popular: romper las jerarquías. Soublette compositor y la valorización de la música popular junto a la docta, motivado por el encuentro con Violeta Parra.

Identidad: masonería y tradición mapuche. El análisis de Soublette sobre la simbología de la bandera y el kultrún y la educación mapuche del padre de la patria y la síntesis con la masoneria europea.

Culturas originarias: lejos de la integración. El largo camino por recorrer hacia el conocimiento y valorización de nuestros pueblos indígenas y su riqueza linguística y espiritual.

Vi por primera vez a Gastón Soublette una tarde en los años ochenta, con su largo pelo oscuro vistiendo una manta mapuche y tocando la trutruca en uno de los antiguos patios del Campus Oriente de la Universidad Católica. Dos décadas después, lo reencuentro en el mismo lugar. La figura alta y delgada, los jeans y la casaca, la melena y la barba completamente emblanquecidas, conservan y proyectan el aura chamánica del profesor. Y no es un puro asunto de imagen. Soublette es efectivamente, un sabio de la tribu en tiempos modernos.

- ¿Cómo se articulan en su persona las áreas tan diversas en las que se desempeña?

Es una pregunta que se responde a posteriori y que yo me he demorado mucho tiempo en responder. Y creo que el hilo conductor es la Fe. En todo lo que he hecho he intentado buscar el sentido trascendente de la vida y de la cultura. Por ejemplo, si estudio la simbología del cine, busco en ella una temática que tenga que ver con la espiritualidad del hombre, recién terminé un estudio sobre las sinfonías de Mahller, y también busqué ahí la mística y su relación con la tradición bíblica.

- ¿La dialéctica, que en la filosofía oriental se expresa en el el yin y el yang, cree que se da constantemente en la historia? ¿Qué ejemplos puede señalar en la historia de Chile?

Tal vez es más fácil partir por la historia universal. La primera Edad Media, la época Carolingia, fue tremendamente machista, hubo un abuso del yang, la cultura se corrompió por la dominación excesiva del hombre sobre la mujer. La mujer estaba reducida a nada. Entonces la iglesia hizo una maniobra maravillosa. Levantó a la Virgen María, introduciendo lo femenino y materno, lo que produjo un cambio social increible. Vino la época caballeresca, en la segunda mitad del siglo doce y todo el trece, en donde la mujer es la reina de la sociedad, a la cual se le rinde pleitesía. Viene una especie de primavera, las catedrales góticas son consagradas a María, Nuestra Señora; aparecen las grandes damas; se desarrolla la figura femenina y se equilibria la balanza del yin y el yang.
Otro ejemplo se da con Napoleón en el siglo XIX. El domina Europa durante veinticinco años imponiendo el ideal guerrero y ahogando el desarrollo cultural, suprime la cátedra de filosofía en la Universidad de Paris para eliminar el sentido crítico, a los escritores los echa del país, los manda a Alemania, Inglaterra. Al morir Napoleón surge el romanticismo, que viene impregnado de yin, de lo dulce, del ensueño. Aparece Chopin, Lizt, ese mundo de los salones. En Chile, la época de Pinochet fue una época abusiva de lo machista, de la fuerza, del yang. Pero con la llegada de la democracia aún no se ve el complemento romántico, la reacción de la sociedad chilena.

                 
|
|
3
|
4
|
Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del