Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Rescate/Perfiles...
1 / 2 / 3 / 4 /
Febrero 2009
Rosario Hueicha
Tejedora de canciones (continuación)

 

Artesana de la lana, oficio que realiza desde el hilado, pasando por el teñido, hasta el telar, Rosario, quien también se destaca fabricando canastos, desarrolla múltiples labores que le permiten sustentar a sus hijos y, al mismo tiempo, recorrer distintos lugares difundiendo la música y la cultura chilota. Empleada doméstica, lavandera, vendedora de empanadas y alimentos típicos, aseadora municipal, alercera y agricultora y son algunos de los trabajos que desempeña.

La trilla, así como la siembra y la cosecha de la papa; la extracción de tejuelas de alerce, que son trucadas por papas, chicha, lana, trigo o barriles de vino; la cocinería, la marisca y la pesca, se combinan como formas de ganarse la vida y cultivar la tradición, en el marco de un sistema basado en el autoabastecimiento y el intercambio de bienes. “Se la veía con su palde, su canastito y el chal amarrado a la cintura para salir a mariscar”, señala el testimonio de un lugareño que la conoció. En las frecuentes navegaciones, acompañada de sus hijos, les enseña la jerga y las historias marinas que ella conoció en su niñez.

Rosario Hueicha con su agrupación.
 

Tejiendo el canto


Es en Achao donde se inicia su carrera artística, de la mano de su trabajo de artesana, sin embargo, la llegada no fue precisamente fácil: “La gente nos miró como oveja de otro corral. Ahí llegaron los indios brujos, decía el pueblo de Achao… No había zapatos ni eso que se llama ropa americana. Para actuar pedí ropa prestada a las monjitas”, se lee en la transcripción de una entrevista.

Junto a sus amigas Adelina Navarro, Rosario Ruiz, y doña Antonia Unquén, mujer de vasta sabiduría popular, forma y dirige, en la Población Abraham Lincoln, lugar donde fallece en julio de 2000, un Centro de Madres en el cual trabajan con lana natural y desarrollan todo el proceso de artesanía textil, desde lavar, hilar y teñir la lana, hasta el tejido. Para el teñido utilizan la cáscara de calafate, las flores de palguín, barba de palo, barro negro o “robo” y diferentes cortezas. A través de una Cooperativa, producen y comercializan sus tejidos en ferias artesanales tanto de Chiloé como en Puerto Montt, Concepción y Santiago, donde participan en las ferias de San Bernardo, Quinta Normal y en la Feria de Artesanía Tradicional del Parque Bustamante. Es en estos eventos en los que la artesana comienza a dar a conocer su canto, participando también en encuentros folclóricos.

Sus hijos Carlos y Hugo la acompañan en la guitarra, sin que ella tocara instrumento alguno. Junto a sus vecinos de la población forma posteriormente el grupo folclórico Quegnún, para luego iniciar carrera solista, acompañada por su hijo Hugo Leviñanco. Recorre todos los escenarios de Chiloè y gran parte de Chile, transformándose es una de las más importantes representantes de la música chilota. No tocaba nada se hacia acompañar. Amador Cárdenas, tiene un museo en Quellón, recibió el Premio Nacional de Folclor, nacido en Lin Lin, una pequeña isla frente a Achao.
 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /

Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: