Otros Perfiles
Fray Andresito
Abdullah Omnidvar.
Gastón Soublette
Ver todas las Perfiles
 
Sitio Recomendado
- En el sitio www.serindigena.cl, podrás conocer más sobre la cultura mapuche y su lengua.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
 
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Perfiles...

Manuel Sánchez

La nueva poesía popular

 

Ya en la treintena este poeta, cantor, guitarrero y payador asegura que el canto y la poesía popular viven un verdadero renacimiento, que se expresa en la proliferación de jóvenes cultores de este arte tradicional.

Por Rosario Mena


"Soy una mezcla de varias cosas, es difícil definirme", asegura Manuel Sánchez, cantor popular oriundo de Lo Barnechea. Poeta, payador, cuequero y cultor de las décimas, es representante de una nueva generación que ha resucitado la tradición de la palabra y el guitarrón animadas por la improvisación y con mensajes siempre frescos e ingeniosos, a la vez que directos y contingentes.

- ¿Cómo surge en un joven santiaguino la inquietud de cultivar un arte que parece anclado en el pasado y en el mundo rural?

- Siempre, desde chico, cantaba, inventaba rimas, le cambiaba la letra a las canciones, pero llega un momento en que eso se pule. A los quince años comencé con la guitarra, a los 17 empecé con lo de las décimas. Yo conocía el trabajo de la Violeta, de Víctor Jara, de Pato Manss, de Citarrosa, pero todo me cambió cuando supe lo que era la décima. Que había una métrica, una forma, eso fue como en el año '90.

- ¿Cómo llegas a este descubrimiento?

- Yo estaba estudiando guitarra con Sergio Sauvalle, y él me enseñó todo el mundo del canto a lo divino y a lo humano y me enseñó lo que hacían los poetas populares, los cantores, los payadores. Empecé a hacerlo y me resultó súper fácil. Después con Pancho Astorga, conocí el guitarrón. El me vio muy interesado y me empezó a enseñar. Fue mi segundo maestro. Pancho me enseñó las técnicas de la improvisación, el lenguaje. Lo que es un contrapunto, un pie forzado, el canto a dos razones, las décimas de contrarresto. Con él comencé a ir a vigilias de canto a lo divino, y tocaba con guitarra. Después el me llevó donde el maestro que hacia los guitarrones y me mandé a hacer el mío. Ahí me vinculé con los cantores y con todos aprendí algo. Me entregué completamente a esto desde tercero medio. Cada día me encontraba con cosas más complejas, más asombrosas y más hermosas, y todavía me pasa. Ahora me contacto con gente de todo Latinoamérica. Es muy amplio el espectro de la poesía popular.

- Es un oficio que no se puede hacer solo…

- Claro. Esto es una tradición oral, que no se puede aprender aislado. Después conocí a Santos Rubio y vi que el tocaba distinto el guitarrón y conocí gente que hacia otras cosas, en otros estilos: Los codeguanos, los de Acuelo, cantan distinto a los de Pirque, a los de Colchagua a los de Melipilla. Tiene que haber un contacto directo. Si no uno no avanza, por más que mire en libros.

- A tus 30 años, ¿eres el más joven?

- Ahora hay muchos jóvenes, pero creo ser pionero de una nueva generación de poetas y payadores.

         
< 1
|
|
Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del