Otros Perfiles
Sergio Martínez, historiador.
Humberto Giannini
Almirante Miguel Angel Vergara
Ver todas las Perfiles
 
Sitio Recomendado
- En el sitio www.serindigena.cl, podrás conocer más sobre la cultura mapuche y su lengua.
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
 
Perfiles
Inicio/Notas y Reportajes/Perfiles...
junio 2004

Abdullah Omnidvar, Productor de Cine:

"En Chile no somos ni chicha ni limoná"

 


-¿Cómo es que usted llega aquí y se vincula tan fuertemente?

- Llegamos a conocer Chile, que para nosotros era otro planeta. Ahora es un país que está en el concierto internacional, y todo eso. Ha cambiado radicalmente. Bueno y la directora del colegio Santiago College nos conoció y nos invitó a dar una charla a las alumnas, porque nosotros hablábamos inglés. Nosotros estábamos bien fascinados con las niñas y la verdad es que caímos super simpáticos. Y ahí estaba cursando cuarto medio mi actual esposa, con la que llevo 45 años. Ella se acercó a pedir información y ahí la vi quince minutos. Después me escribió y ahí nos enamoramos por carta. Fueron cuatro años de un romance por correspondencia, en los que ella me esperó que yo terminara mi viaje por Africa y el Medio Oriente. Lo lógico era que yo me quedara en Irán a cosechar la fama que teníamos. Yo y mi hermano somos una leyenda allá. Por todo lo que hicimos, por todas las películas que hemos hecho, recorriendo 140 países del mundo durante 10 años. Cuando nosotros volvimos allá, en 1963 fuimos recibidos como héroes por miles de personas en la frontera de Irán y los guardias nos escoltaron al palacio de Su Majestad, el rey Mahoma, que nos había dado su bendición. Fue una de las manifestaciones más apoteósicas que se han visto en Irán. Compraban a cualquier precio nuestros artículos, nuestras películas. Nos pedían entrevistas en la radio, en la televisión y sin embargo, me fui para casarme. Algo que no tenía en mente para nada.

-¿Cómo es el Chile que encuentra a su llegada?

- Bueno, era un país muy hospitalario, abandonado entre la cordillera y el mar. Y sigue siéndolo. Es un país que acoge al forastero, como dice la canción. Y es por eso que las colonias extranjeras, como la alemana, la italiana, la árabe, la inglesa, la española, se han integrado muy bien. Y por eso Chile es como un crisol de distintas culturas.

-¿Cómo es que usted se lanza en la empresa del cine nacional?


- Mi pasión era el cine. Era lo que yo sabía hacer. Desde niños, con mi hermano practicamos el montañismo y esa experiencia hizo que la sangre de viajero se me metiera bajo la piel. Así es que el viaje y la cámara se hicieron parte de mí. Al llegar aquí me di cuenta de que era un país absolutamente estéril en cuanto al cine. Y por lo tanto, un país sin memoria. El chileno promedio tenia una visión tremendamente chata, pero no me cabe duda que había talento, la cuestión era cómo desarrollarlo.

En el 64 formé la productora Arauco Films y cuando fui a inscribirla, el señor que atendía en las patentes me dijo: "oiga, usted ni siquiera habla castellano y le va a poner Arauco. Aquí en Chile a un negocio de fotografía le ponen un nombre alemán o norteamericano para que suene mejor". Pero yo recurrí a las raíces chilenas para integrarme aquí. En ese tiempo sólo existía Chile Films, que era un elefante muerto, con equipos inservibles, que producía un promedio de un largometraje cada dos años. Y me decidí a generar una infraestructura para crear la necesidad del cine. Los americanos hicieron Hollywood porque sabían que iban a vender y exportar una imagen. Y la plata, la pidieron a los bancos. No había duda de que en Chile también se puede crear una industria. Hoy en día salen montones de directores y productores de las escuelas de cine y tienen que hacer algo.

- Pero pasaron muchos años hasta que el cine nacional comenzó a moverse...


- Sí. Pero yo me metí en una empresa por convencimiento, en forma desinteresada. De hecho, durante 30 años todo el que incursionaba en el séptimo arte perdía plata. Y aún las productoras vivimos de los comerciales y los excedentes los malgastamos en largometrajes. Pero además yo soy una persona que pienso a largo plazo y no contrato un estudio para hacer una inversión, sino que me guío por mi intuición, aunque sea mucha plata. Yo tengo la costumbre que en donde piso, ese lugar se tiene que beneficiar de mi presencia. Si además me beneficio yo, mejor. El 99 por ciento de las personas piensa exactamente al revés.

                 
|
|
3
|
4
|
Las opiniones expresadas en esta entrevista son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan, necesariamente, el pensamiento de Nuestro.cl
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del