Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Links
Sugerir Agenda
Noticias
Inicio/Notas y Reportajes/Noticias...
1 /
Septiembre 2008
 
 
Verbo latinoamericano

La novela en América Latina Panoramas 1920-1980, obra antológica del uruguayo Ángel Rama, da cuenta, desde la mirada de uno de los más importantes críticos de las letras hispanas, de la profunda imbrincación de la creación literaria con la matriz social y cultural y la historia compartida de nuestro continente. El libro es la primera publicación de la colección Literatura que edita la Universidad Alberto Hurtado.


Nacido en 1926 y fallecido en 1983, Ángel Rama fue uno de los críticos literarios más importantes de América Latina y su obra mantiene absoluta vigencia en el horizonte cultural latinoamericano del siglo XX. Estudió en la Universidad de París, fue director del Departamento de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de Montevideo, fundó y dirigió la Editorial Arca, fue columnista de la revista Marcha de Montevideo, posteriormente vivió en el exilio y enseñó en diferentes universidades de Estados Unidos, Europa y América Latina. En Caracas, fundó la Biblioteca Ayacucho.

Rama entendió la literatura ligada a procesos sociales, políticos e ideológicos. Entre sus libros destacan: Rubén Darío y el modernismo (1970), Las máscaras democráticas del modernismo (1973), Transculturación narrativa en América Latina (1982) y La ciudad letrada (1984). Estos últimos dos títulos abrieron un campo de investigación que, significativamente, ha sobrepasado el paradigma conceptual de los estudios literarios.

Su valoración de la literatura como producto de procesos culturales e históricos, más que como creación individual, queda de manifiesto en sus palabras: "Si nunca he podido soportar la vanidad difundida entre quienes son meros aprendices, es porque nunca me han interesado los autores, sus pequeñas historias y sus glorias efímeras, que oscurecen su yo profundo; sino la belleza, la verdad, el placer de las obras de arte, como si no tuvieran autor, como si fueran escritas por la Historia, o la Sociedad, o Dios, por todas las mayúsculas ignotas, y quedaran para nuestro esplendoroso regocijo escritas en la eternidad".

Asimismo, Rama declara la biografía personal como la identidad más arraigada en el ser humano, como la fuente única de una literatura real: "Ahora puedo limitarme a decir que nací en un barrio popular, de padres españoles inmigrantes, que en él y en la escuela pública cercana me eduqué, dentro de una sociedad abierta y aluvional que había cifrado en la democracia sus esperanzas, su felicidad y su realización. No peor que otras sociedades, aunque quizás puedan elegirse mejores marcos. Pero igual que con el tiempo histórico, con el país en que se nace, con la familia a que se pertenece, concentración absorbente se la debo a mi madre, quien no leía otro libro que la Biblia, puesta siempre sobre su mesa de luz, y allí encontraba la suma del saber universal, pudiendo explicar los sucesos cotidianos con la vida de los Jueces o de los Profetas, entremezclados apaciblemente con los Pedros y Juanes de nuestra calle".

Un marco que define a esta publicación es el que realiza el crítico boliviano Guillermo Mariaca en su presentación: "No se trata de que Rama haya bautizado a nuestra escritura como geográficamente latinoamericana, sino, y esta diferencia es fundamental, de que en América Latina se construye una escritura y se la llama Latinoamericana por razones éticas. Al fin y al cabo, todos los latinoamericanos compartimos la experiencia postcolonial como condición de autoconocimiento. Por tanto, plantear el término escritura latinoamericana es postular un modelo teórico y no conlleva vender una imagen exótica para el turismo cultural".

Subir
1 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: