Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Links
Sugerir Agenda
Noticias
Inicio/Notas y Reportajes/Noticias...
1 / 2 / 3 /
Enero 2008
 
Libro Cuño y estampa, volumen II
El desplazamiento del grabado

Una amplia revisión al oficio del grabado, desde su forma más sencilla a partir de la utilización de matrices de madera hasta la utilización de sofisticadas técnicas que aúnan la fotografía, el dibujo, y la impresión mecánica y digital, ofrece el segundo tomo de la serie Cuño y estampa, patrocinada por la Corporación Patrimonio Cultural de Chile, auspiciada por ENTEL y acogida a la ley de Donaciones Culturales. La edición de lujo, en la que se analiza la obra de destacados artistas, como Eduardo Garreud, Guillermo Frommer, Ricardo Yrarrázabal, Enrique Zamudio, Bororo, Matías Pinto y Sammy Benmayor, entre otros, cuenta con los textos de la periodista Verónica Waissbluth y la coordinación de la gestora cultural Susana Mansilla.

Por Paula Fiamma


Departamental, Enrique Zamudio. Fotoserigrafía sobre fierro esmaltado (detalle).

En el libro Cuño y estampa, volumen II, se analiza la técnica del grabado con el propósito de comprender todas sus aristas y actuales dimensiones desde la sencilla técnica de los tacos de madera hasta las más sofisticadas conceptualizaciones de esta disciplina, desplazando la noción tradicional del grabado - imagen impresa sobre papel- hacia nuevos horizontes, como la impresión digital, la instalación e incluso la actividad pedagógica. En esta segunda versión la obra de los artistas Eduardo Garreaud; Guillermo Frommer; Vicente Rioseco; Adriana Asenjo; Beatriz Leyton; Ricardo Yrarrázaval; Enrique Zamudio; Eugenio Dittborn; la tripleta compuesta por Bororo, Matías Pinto y Samy Benmayor; Mario Soro; Camilo Yánez y la labor de difusión y estímulo del galerista Tomás Andreu, es revisada por la periodista especializada en arte, Verónica Waissbluth.

La compiladora hace revisión de las diversas técnicas utilizadas por los artistas como la xilografía (grabado en madera), litografía (grabado en piedra), aguatinta, aguafuerte y puntaseca (grabados en metal), linóleo, serigrafía (grabado realizados a partir de procesos fotográficos) y técnicas mixtas. A la vez, explica cómo algunos creadores se han replanteado esta técnica a partir de las nuevas herramientas que ofrece la tecnología y de la libertad formal característica del arte contemporáneo en Chile. Situación que, de acuerdo a la periodista, se gestó en la década de los '80, cuando comenzaban a expandirse los límites conceptuales del grabado. "A partir de entonces, cualquier acto de repetición pudo ser visto como un acto de creación de originales múltiples: si la matriz era tanto un trozo de metal y de madera como la superficie del cuerpo humano, o incluso la memoria personal y colectiva, el instrumento grabador podía ser bien, o una bayoneta, una excavadora o un tractor: en definitiva, cualquier maquinaria que sirviese para "imprimir" un concepto", explica Waissbluth.


Subir
1 / 2 / 3 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: