Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Links
Sugerir Agenda
Noticias
Inicio/Notas y Reportajes/Noticias...
1 /
Septiembre 2007
 
 
Arde la Tirana

El incendio que el pasado 12 de septiembre arrasó con 50 viviendas del poblado de La Tirana, declarado Zona Típica, consumió el museo local y los albergues de los peregrinos de la mayor fiesta religiosa del norte grande del país y una de las más notables y coloridas manifestaciones de su rica diversidad cultural.

En uno de los episodios más dramáticos de su historia, al menos tres manzanas del poblado de La Tirana, ubicado frente al templo de la virgen del mismo nombre, al interior de Iquique, fueron consumidos por las gigantescas llamas, alimentadas por un intenso viento, que impactaron desde lejos a quienes transitaban por la ruta A-5 norte. El siniestro da cuenta del abandono de las comunidades nortinas del interior de la primera región. La precariedad de los sistemas de comunicación, donde la compañía de bomberos ni siquiera tiene un teléfono, la falta de recursos y los problemas con el suministro de agua juegan a favor de la total vulnerabilidad que se vive en medio del desierto. Además, otros factores como la carencia de alcantarillados, contribuyen a las deficientes condiciones sanitarias.

Son decenas los damnificados que perdieron todas sus pertenencias, especialmente adultos de las tercera edad que viven en esta localidad de poco más de 800 habitantes, que alcanza su máxima población flotante, superior a las 200 mil personas, para la fiesta de la Virgen, el 16 de julio. Muchas de las casas contiguas al templo corresponden a locales que emplean en la fecha para el hospedaje y alimentación de los miles de peregrinos, por lo que no necesariamente están habitadas en el año.

Ubicado a 72 kilómetros de Iquique, La Tirana convoca cada año, entre el 12 y el 18 de julio, a miles de peregrinos en homenaje a la Virgen del Carmen, Patrona de Chile, en una fiesta llena de color, danzas de más de 180 cofradías de bailes religiosos, música, canto y oración, en un carnaval profundamente familiar en el que se manifiesta la vida en todas sus facetas.

Entre el jolgorio y las buenas dosis de comida y bebida, los fieles, devotamente, presentan sus ofrendas a la Virgen a través de oraciones, ritos, cantos y bailes con atuendos altiplánicos y máscaras de variados colores y formas. A la vez, el pago de las mandas ofrecidas por numerosos visitantes comprende muchas veces inmensos sacrificios y esfuerzos físicos que se llevan a cabo en símbolo de agradecimiento.

- Revisa las imágenes de La Tirana 2007.


Subir
1 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: