Milton Muñoz junto a una de sus obras en madera
 
+ Cultores de lo chileno
Benito Baranda
Olga Salinas, ceramista de Pomaire
Benito Baranda
Bordadora de vestidos de el Barrero
Benito Baranda

Rosita Alarcón: cantora popular

Ver todas las notas
 
Artículos Recomendados
- Libro: Pilares de la evangelización en Chiloé
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Gente en el Patrimonio
Inicio/Notas y Reportajes/Gente en el Patrimonio...
 
Milton Muñoz, escultor en madera

La veta de Chiloé
Las obras del escultor Milton Muñoz forman parte indisoluble del patrimonio cultural chilote. No sólo porque están en los museos, iglesias y galerías de arte, sino porque muchas de ellas han contribuido a la recuperación de una tradición que se sostiene en el espíritu comunitario del archipiélago.



Nobles maderas nativas, como el ciprés de las guaitecas y el lingue, dan vida a las depuradas figuras del escultor Milton Muñoz, un artista que ha puesto su trabajo al servicio del rescate del patrimonio y la identidad chilotas. Nacido en Ancud, ciudad donde vive y trabaja, ha participado en todos los proyectos de recuperación de la imaginería de las iglesias declaradas por Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Tallar partes faltantes en las figuras y crear algunas nuevas "como por ejemplo, un niño que ha desaparecido de los brazos de la virgen", han sido sus misiones principales. Pero no las únicas. Al interior de la iglesia de Achao construyó una escalera y varios detalles. Detrás del altar, montó el Museo de la Evangelización, que incluye imaginería, libros y documentos de las misiones jesuitas y franciscanas. "Se incorporan elementos nuevos, pero que siguen la línea. De hecho, esta iglesia, que tiene más de 270 años ha ido absorviendo siempre la actualidad, pero de una forma armónica".

Además restauró el Nazareno de Caguach, considerada una de las más importantes figuras religiosas del archipiélago, por la cantidad de gente que atrae cada año. "Yo cerré la iglesia y participó sólo gente de la comunidad, para la cual esta es una imagen muy íntima. Gracias a Dios todo salió bien. No hubo show, como en otras ocasiones en las que se ha tratado de favorecer intereses ajenos a la comunidad, a costa de estos proyectos".

Mantener viva la tradición, incorporando la actualidad, es más importante para Muñoz que la antigüedad de tal o cual objeto, ya que son las personas y no las cosas las que conservan y proyectan la identidad: "El patrimonio cultural chilote está fundado en las comunidades. Es, sobre todo, un patrimonio intangible. De hecho, fue la fiesta de la Virgen de Caguach lo que convenció al visitador de la Unesco. El patrimonio son, sobre todo, los valores de solidaridad y la participación, que están representados en la minga. Un santo, en sí mismo no es lo valioso, sino todo lo que éste convoca".

Es este concepto vivo y comunitario lo que explica que, siguiendo la antigua tradición, sus creaciones de santos sean estructuras desnudas para vestir. "Yo no lo puedo entregar vestido, de partida porque no tiene nada que ver un escultor con una máquina de coser y, segundo, porque aquí entra en juego la comunidad, que participa y entre todos visten al santo. Esto es lo que se quiere cultivar en Chiloé".
Noviembre 2002
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
  ¿Tu Favorito?
Escríbenos
Mapa
Créditos
Un Sitio
Patrocina
Ganador del