Puesto Bocados Típicos de las hermanas Fernández
 
+ Cultores de lo chileno
Benito Baranda
Organilleros: la música de nuestras calles
Benito Baranda

Rosita Alarcón: cantora popular

Benito Baranda
Raquel Barros: la dama del folclor
Ver todas las notas
 
Artículos Recomendados
Pilar Jorquera: enriquecer nuestra tradición culinaria
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Gente en el Patrimonio
Inicio/Notas y Reportajes/Gente en el Patrimonio...
 
Cecilia y Casandra Fernández, del puesto Bocados Típicos:
Rescatando los sabores propios
English Version
Recopilando antiguas recetas, las hermanas Cecilia y Casandra Fernández ponen al alcance del público, en distintas ferias y eventos, las bebidas y bocados propios de nuestra tradición, generando un punto de encuentro e identificación a través de los olores y sabores.

Por Rosario Mena

Racimos de Jazmín en flor, cuelgas de ajo y ají cacho de cabra, calabazas para el mate, cestas y cerámicas son algunos de los múltiples elementos que adornan el acogedor puesto donde las hermanas Cecilia y Casandra Fernández ofrecen sus Bocados Típicos sobre un impecable mantel blanco.Una performance que realizan en ferias artesanales y eventos culturales, y que llama al público a encontrarse con los sabores de la infancia, con el paisaje de su tierra, con la abuela, la madre, la familia. "Nuestra principal fuente de aprendizaje es la relación con el público. Nosotros investigamos y compartimos lo que sabemos y la gente también nos aporta mucho. Hay gente que se emociona, cuando ve las cosas que comía o tomaba de niño. Se quedan pegados en el puesto conversando, comiendo picarones o sopaipillas. Por ejemplo, recuerdan el campo, que hacían café de trigo porque no tenían mucha plata, y cómo lo hacía su mamá. Nos comentan sobre las cosas que se preparaban en sus casas, sobre costumbres de terminados lugares, incluso nos dan secretos y recetas…aprendemos mucho…hay un intercambio muy rico que hace crecer el conocimiento y la tradición" , explica Cecilia.

Empanadas (incluidos los Pequenes, que son empanaditas de tres puntas rellenas de cebolla y ají, sin carne); pan amasado; pan de huevo; picarones; alfajores; torta de milhojas con manjar ("algo muy tradicional nuestro, que tiene la misma masa y el manjar del alfajor"); mermeladas; tortitas de higo ("una fruta casi en extinción") y merenguitos, son algunas de las delicias que salen de su propia cocina. De distintos lugares obtienen otros productos que se incorporan a la oferta, como el charqui, la miel ("de Ulmo de la buena, de Castro, porque en Chiloé hay Ulmos") y el tradicional chumbeque iquiqueño (una especie de galletita rellena de azúcar y limón de Pica). Para refrescarse, no falta el rico mote con huesillos, bien heladito y en olla de greda. Se prepara el café de trigo y el de higo (que es el trigo o el higo tostados), la chupilca ( mezcla de vino con harina tostada ) o, mejor aún, la mistela, un suave licor muy aromático que se hacía en la Colonia sólo para las mujeres.

 
subir
     
< 1
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina