Sebastían Piñera junto a alumnos frente a la Casa de La Moneda.
 
Más Artículos Educación
Benito Baranda
El baúl de mis tesoros.
Benito Baranda
Programa de educación rural.
Benito Baranda
Tesoros para Guardar.
Ver todas los artículos
 
Artículos Recomendados
Lanzamiento libro Tesoros para guardar
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Educación
Inicio/Notas y Reportajes/Educación...
Abril 2001

Entrevista a Magdalena Piñera, Directora de Fundación Futuro

Ciudadanos en terreno

El martes 10 de abril se inauguró oficialmente el programa "Ojo con la ciudad", de la Fundación Futuro. Dos cursos de estudiantes de secundaria de colegios de Santiago, por primera vez en su vida, miraron y conocieron la Plaza de la Constitución, en el corazón de la capital. Lograr que los estudiantes conozcan su ciudad y a partir de ahí puedan valorarla y cuidarla, es el objetivo de este proyecto, que junto a otros desarrollados por esta Fundación, está trazando, con acciones sistemáticas y bien implementadas, un camino hacia la formación de verdaderos ciudadanos.

Todo nació de una encuesta telefónica que Fundación Futuro realizó hace un par de años a 300 niños de entre 10 y 14 años de diversas comunas y estratos socioeconómicos. La pregunta era precisa: ¿Qué conocen de Santiago los niños de Santiago? Y los resultados demoledores: casi nada que escape a los límites de sus barrios y circuitos habituales. Consecuencia lógica de la feroz segregación de esta ciudad, en la que cada día más se vive en ghettos aislados, sin posibilidad de intercambio entre personas de diversas culturas y clases sociales. "Ante esa realidad, nos preguntamos qué hacer, y en 1999 implementamos el proyecto "Yo descubro mi ciudad", hermano mayor de "Ojo con la ciudad", explica la directora de la Fundación, Magdalena Piñera.
educación
En un cómodo bus , especialmente implementado y pintado con las letras y colores que identifican al proyecto, "Yo descubro mi ciudad" recoge todos los días hábiles del año en su sala de clases a dos cursos de alumnos de quinto básico a segundo medio de distintos colegios de Santiago y los lleva por la ciudad, con un guía turístico y un profesor encargado, durante tres horas, en dos recorridos alternativos: uno denominado "Cultura y Naturaleza en torno a la Alameda" y el otro, "Cultura y Naturaleza en torno al Mapocho . "La idea es mostrar la ciudad, con todas sus cosas buenas y no tan buenas-explica Magdalena- Mostrar la ciudad en todo aquello que nos hace ser ciudadanos. Tenemos el deber de conocer el lugar donde vivimos para valorarlo y cuidarlo como nuestro patrimonio."

A la vuelta del recorrido, se hacen juegos y actividades arriba del bus que permiten ir evaluando la asimilación de contenidos. "Por ejemplo tenemos una peluca colorina, que es de Ravinet y un casco de Pedro de Valdivia, entonces hacemos que los niños encarnen a estos personajes y conversen entre sí. Además se pregunta cuáles son los lugares que más les gustaron, se dan características de edificios y lugares para que los niños digan cuál es…etc".

La metodología, que parte de un concepto de la educación como proceso permanente, que se da en todo momento y lugar y que no se limita al aula, propone la utilización de la ciudad como espacio educativo: "la ventana del bus es la sala de clases. A través de ella se puede ver una gran cantidad de cosas: arquitectura, arte, manifestaciones callejeras, historia, monumentos.. El curso entero se sube, sin cuaderno ni lápiz: no se anota, sino que se escucha y se mira. No se trata de conocer cada lugar, sino de olfatear la ciudad en su totalidad. La ciudad en sí misma es un espacio educativo. Así como los profesores usan libros, para dar a conocer contenidos en vez de que el profesor lo diga todo, o realizan un trabajo en grupo, o utilizan Internet, o un video, también pueden ocupar las calles de Santiago para enseñar contenidos".

En esta misma premisa se basa el nuevo proyecto "Ojo con la ciudad" que, a diferencia de "Yo descubro mi ciudad", no entrega una visión global sino que se concentra en dos espacios centrales y emblemáticos de nuestra historia y nuestra organización política: la Plaza de Armas y la Plaza de la Constitución. Dirigido exclusivamente a primeros y segundos medios, cursos en los que se enseña Educación Cívica e Historia de Chile, sirve como complemento y refuerzo a estas asignaturas. En ambos proyectos, tanto los guías como los profesores que acompañan a los estudiantes, son capacitados en la Fundación Futuro con textos especialmente elaborados.

 
subir
         
< 1
|
|
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina