¡Hack clik para ver el álbum!
Rescatar la tradición campesina en extinción es el objetivo fundamental de Fucoa para llevar a cabo este concurso.
 
Más Artículos Educación
Benito Baranda
Aplicación del libro "El baúl de mis tesoros".
Benito Baranda
Programa de educación rural.
Benito Baranda
Tesoros para Guardar.
Ver todas los artículos
 

Artículos Recomendados
Lanzamiento libro Tesoros para guardar
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Educación
Inicio/Notas y Reportajes/Educación...
Marzo 2003


Me lo contó mi abuelito

La mirada infantil del mundo rural (continuación)


Cultivando la palabra

"A nosotros, como Fundación, nos interesa rescatar las tradiciones campesinas que se están perdiendo con el impacto de la vida urbana y los medios de comunicación en el mundo rural. Esta es una oportunidad para que la gente que puede contar cosas las cuente, y poder entregar a la comunidad este patrimonio", dice Humberto Kameid, encargado de Cultura de Fucoa y responsable de la administración del concurso, que desde el año pasado, incluye, además de narrativa, poesía. "Muchos textos llegaban en verso. Entonces decidimos dar otra alternativa. Ha sido muy importante, por ejemplo la participación de los payadores campesinos".

En su última versión, la convocatoria total, incluidas todas las categorías, registró un aumento de cuatro veces la participación del año anterior. Pero hay más datos que grafican la relevancia de abrir un canal de expresión como éste. "Participaron todas las regiones de Chile, incluida Isla de Pascua, cosa que no habia ocurrido anteriormente. Además, con distintos jurados, algunos niños han sido premiados en distintos años, lo que quiere decir que se están detectando talentos literarios. El año pasado el tercer lugar en poesía, en la categoria adultos, lo ganó el mismo señor que ganó en cuento, y que es un hombre de 96 años de Vallenar Otro aspecto destacable es que se obtienen distintas lecturas de una misma realidad, por ejemplo, distintas personas entregan diferentes versiones de los mismos mitos y leyendas populares".

Entre los concursantes se cuentan, además de los novatos, escritores con oficio y cierta trayectoria. "El concurso está abierto a todos -explica Kameid- Hay mucha gente que escribe y edita sus obritas por su cuenta, y el concurso es un currículum para ellos". La convocatoria se realiza a lo largo de todo Chile, a través de las municipalidades, las escuelas y las oficinas regionales del Ministerio de Educación y el de Agricultura, a las que se envian las bases que además son publicadas en la página de Fucoa en internet. (www.fucoa.gob.cl) Jurados compuestos por personalidades de las letras, del folclor y de la cultura, deciden entre cientos de textos escritos por niños o adultos, según las categorías.

Los ganadores son premiados con dinero, en el caso de los adultos, y con equipos de sonido, computadores, bicicletas y cámaras fotográficas, en el caso de los niños. Pero aunque el objetivo es rescatar y difundir el valioso patrimonio del mundo rural, recompensas más contundentes, sin duda ayudarían a dar mayor relieve al certamen. Una meta que no se ve cercana a juzgar por la eterna escasez de recursos. "Cada vez recibimos menos apoyo de la empresa privada. Si bien el Ministerio destina un presupuesto, y hay otros apoyos estatales, esto podría ser muy interesante para muchas empresas que podrían colaborar para producir el concurso de mejor manera, optimizar la difusión y aprovechar este material tan valioso y atractivo", afirma Kameid.

Anualmente, la Fundación publica una antología general que incluye los textos más destacados, tanto de la categoría infantil "Me lo contó mi abuelito" como de la adulta, "Historias campesinas". Una selección de esta última, en todas las versiones del concurso, ha sido editada en un libro titulado "Una palomita en mi palomar", gracias a un proyecto realizado en conjunto con la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile y el Archivo de literatura oral y tradiciones populares de la Biblioteca Nacional, en donde se guardan todos los textos emanados del certamen desde su inicio, de modo de hacer disponible a todos los chilenos este valioso patrimonio literario de la cultura popular. "Los trabajos los usan los estudiantes de antropología, de sociologia, hacen estudios con ellos. También se va a hacer un programa de radio teatro con algunos textos escogidos por Miguel Davañino, que fueron editados en un CD.", cuenta Kameid.

     
|
2 >
subir
     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos
Un Sitio
Patrocina