Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Links
Vivan los Museos
Inicio/ Vivan los Museos...
1 / 2 /
Abril 2007
 
Museo Pedro del Río Zañartu
Todo lo que puede coleccionar un viajero desesperado (continuación)


En segundas nupcias, Don Pedro se casa con Carmen Urrejola y Unzueta, con quien no tuvo descendencia, agregándose otro dato dramático a la historia, ya que los tres hijos que Carmen dio a luz, murieron al poco tiempo de nacer. Juntos se instalan en la casa de su fundo Hualpén que, por testamento extendido el 5 de septiembre de 1917, dejó como legado a la ciudad de Concepción un año antes de su fallecimiento.

Con Carmen, don Pedro realizará otros tres viajes. En su residencia de Hualpén, en vida se dedica a exhibir los tesoros recolectados, disponiendo de un libro de visitas para que los invitados y curiosos pudiesen dejar escritas sus impresiones. La casa se destina a museo por propia voluntad de su dueño al morir, aunque no cuenta con un guión museográfico elaborado ni con los estándares museales de exhibición, conservación y catalogación. Actualmente, se encuentra en restauración reparándose toda su techumbre con tejas originales.

Declarado Santuario de la Naturaleza, el fundo posee una superficie de cerca de 2200 hectáreas. En él, el Parque Pedro del Río Zañartu, donde se ubica el Museo, constituye una reserva natural y cultural de 552 hectáreas, en el que coexisten bosques nativos, humedales, lagunas, acantilados, playa, con una importancia presencia de flora y fauna asociada a los distintos ambientes.

Dentro del Parque se ubica también el Centro Educativo y Productivo de Flora Nativa en el cual se producen árboles nativos de la octava región y del resto del país. Su objetivo es contribuir a conservar y difundir la valiosa biodiversidad local, realizando programas educativos escolares y visitas guiadas.



Revisa el álbum del Museo de Hualpén.


Subir
1 / 2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: