Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Links
 
Vivan los Museos
Inicio/ Vivan los Museos...
1 / 2 /
Abril 2008
 
Renovación Museo Gabriela Mistral de Vicuña
El surco, el valle, la herida (continuación)

Para trazar este eje, que se articula en el suelo, el director de la Escuela de Diseño de la Universidad Finis Terrae, partió de la ubicación de dos hitos geográficos ubicados en el Valle del Elqui y que definen dos grandes hitos biográficos de la poetisa. "Lo que hice fue unir en el mapa Vicuña, el lugar de su memoria, con Montegrande, que es el lugar de su nacimiento. Esa línea, con su exacto ángulo de inclinación, la crucé por todo el sitio, ocupando desde la vereda hasta el fondo del patio. De esta forma el suelo de entrada se incorpora en la museografía que termina en una plaza. Y en el centro de esa plaza hay un monolito que es igual al que está en la tumba de la poetisa en los faldeos de Montegrande".

Sobre el suelo de la plazoleta, se dibuja el cielo del Valle del Elqui, una franja estrellada en cuyas constelaciones están grabados los lugares donde vivió la Mistral. "El primero es Vicuña y el último es Nueva York, yo conté 42 lugares. Vivió en Nápoles, en Brasil, en México, a Chile venía de paso". Para resolver el tema del implacable sol del norte chico, y dotar de la necesaria sombra, Di Girólamo propuso una estructura basada en el parrón chileno, que cubre todo el pasillo de acceso a la biblioteca, al museo y al patio y que el diseñador también vincula al sentido de la memoria y el legado.

"El parrón es un espacio muy importante en las casas chilenas. Un lugar donde tú te sientas a descansar, mirando la huerta, en la parte trasera de la casa, donde observas lo que has sembrado, lo que has cosechado, lo que has hecho".

Las piezas, tanto en el espacio expositivo como en la biblioteca, son reordenadas, incorporando aquellas recientemente recuperadas, que pasarán a engrosar la colección, intentando compatibilizar la coherencia temática con la condición corpórea de los objetos.
Temas poco conocidos, como la vida espiritual de la poetisa, son presentados a través de atractivos módulos expositivos. "Cuando chica ella leía la biblia, con su abuela. Después se metió en la teosofía, en el budismo y después en la tercera orden de San Francisco".

A través de paneles gráficos, en soporte de cristal, con fotografías y citas texuales, se presentan los grandes temas definidos de acuerdo al guión y contenidos a cargo del experto Pedro Pablo Zegers, conservador del Archivo del Escritor, principal depositario del legado de la poetisa desde la donación que realizaran en 1955 Doris Dana y Laura Rodig, amigas y asistentes de la Mistral. Algunos de los tópicos principales que se exhiben son: origen y paisaje, que alude a su familia, a los paisajes de su infancia, etc; América, que da cuenta de su intensa relación con el contienente americano y figura pública, con sus reconocimientos, premios y distinciones, además de una cronología visual de su vida.

La propuesta incluye una sala multimedia, provista de un mesón interactivo cuyo diseño se basa en el "pupitre de la época", equipado con computadores que, a través de un software, permiten recorrer por dentro la réplica de la casa natal de la poetisa, instalada a la entrada del recinto y a cuyo interior no se puede acceder físicamente.


Subir
1 / 2 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: