Detalle de una obra de Marco Bontá, primer director del MAC.
 
Luis Riveros, Ricardo Lagos y Francisco Brugnoli.
 
Te recomendamos
- Museo de Arte Contemporáneo (MAC).
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Links
 
Vivan los Museos
Inicio/ Vivan los Museos...
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /
Agosto 2008
 
Francisco Brugnoli, director del MAC
“Lo que recibimos como presupuesto no alcanza para los gastos de mantención” (continuación)



Además del tema patrimonial, Brugnoli sostiene la incompatibilidad entre el proteccionismo y el conservadurismo y la tendencia progresiva del arte a su propia desaparición. “¿Qué pasa con todo el arte digital –se pregunta-, el arte relacional, el arte efímero? No hay nada que guardar. Existe cierta contradicción entre la defensa de los derechos de autor y la tendencia del arte experimental, que data desde las vanguardias. Todos hablaron de la muerte del arte, de la disolución del arte en la sociedad. Hablaban de que los grabados no debieran ser numerados, porque pertenecen a la cultura industrial. Son cosas que se están dando progresivamente”.

- ¿Cuáles considera que han sido los principales logros durante su gestión?

- Hasta el año ‘60 el Museo fue especialmente un sitio de colección, con muy pocos proyectos y muestras temporales. Desde el ‘62 con Antúnez como director, estuvo a la vanguardia en América Latina como espacio que se define entre museo y centro cultural. Comenzaron a realizarse gran cantidad de muestras temporales, concursos de arte contemporáneo, se creó la Corporación de Amigos del MAC. El museo se complejizó mucho. Se le reprochó a Nemesio haber hecho desaparecer la colección… Desde el terremoto del ‘85 la colección quedó guardada y cuando yo llegué iniciamos un trabajo de conservación. Se restauraron pinturas, se catalogaron obras, se hizo limpieza de obras, con Francisco González. Y empezamos a exhibir la colección a través de muestras temáticas. Eso fue una tarea importante, poner en valor la colección. A través de la Corporación de Amigos se gestionaron los recursos y se contrató profesionales. Gran parte de la colección fue restaurada con ayuda de Fondart y de la Fundación Andes. Y son las obras que exhibimos en el primer piso.

- ¿Cuáles cree que son los principales vacíos de la colección chilena del MAC?

- La producción de la década del ‘70 y primera mitad de los ‘80. En ese período no se compró nada. Todo era censura. Y es una producción muy política. Con este corte se produce una interrupción en todo el desarrollo del arte experimental, que parte en los ‘60 y después se salta a la neo pintura chilena, principalmente en la segunda mitad de los ‘80, aunque hubo exposiciones a principios de los ‘80, como las de Tacla y Benmayor. Lo más innovador que se exponía eran las obras del Museo de la Solidaridad, que estaban guardadas aquí, y nunca se decía que habían sido donadas al Gobierno de Allende. Pero de repente aparecía un Vasarely, un Stella.

- En la época de la dictadura, en los ‘80 usted participó organizando exposiciones en la Galería Bucci… donde se mostraba el arte de la escena underground…


- Claro, la galería se iba a cerrar y yo le dije a Enrico (Bucci) que me la dejara. Hicimos varias muestras de arte experimental…


Subir
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: