Te recomendamos
Historia de Cartagena

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /

 

El mundo que se fue con Stella Díaz

Por Darío Oses

El poeta Jorge Teillier recordaba en 1970 que su colega, Teófilo Cid había vaticinado que cuando él muriera, no faltaría quien dijera: "Ha muerto el último bohemio". Agregaba que él mismo había asistido a los funerales de más de veinte últimos bohemios, lo que le daba derecho a pensar que siempre habría algún poeta o artista esperando este título del bohemio postrero.

Teillier reflexionó entonces sobre la malversación del calificativo de "bohemio", que se usa para aludir a gente de vida desordenada y que termina ocasionando la compasión de los buenos burgueses. Para Teillier la bohemia, como la practicaba Cid, era algo más serio: iba aparejada a la libertad, y a la responsabilidad frente al oficio del poeta, "en una sociedad donde el artista, si no se vende es un ente superfluo".

Stella Díaz fue bohemia en el sentido noble del término al que alude Teillier. Vivió con libertad y con una ética que defendió con su profundo vozarrón y con sus sólidos puños. Podría ser también la última bohemia, por cuanto era sobreviviente de una época que ahora nos parece mítica. De un tiempo en que Santiago todavía era una ciudad integrada y no este monstruo disgregado, inabarcable y segmentado que es hoy.


La ciudad de la generación del '50

El centro de la ciudad ofrecía bares, cafés y restaurantes propicios para el encuentro y la discusión. "De pronto nos conocemos todos - escribe Hernán Valdés en su libro Fantasmas literarios. Una convocación -. Probablemente nadie recordará cómo ha ocurrido, quién ha introducido a quién". A restaurantes como el Iris o Il Bosco, por la noche, y en cafés, como el Jamaica o el Sao Paulo al mediodía, llegan poetas, escritores, periodistas y artistas, y ahí pasan las horas y las noches.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 / 5 /
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: