>

Fiesta de la Tirana

Fiesta de la Tirana

+ Chile Crónico
El poeta de la mar, Ignacio Balcells.
Cavancha
La familia Loayza.
Ver Más
 
Te recomendamos

-Fundaciòn Quintay


Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...

Febrero 2009
1 / 2/ 3/ 4/ 5/
 
El diablo en el cuerpo y en el alma de Chile (continuación)

 

Piedras, minas, quebradas y parras

Hay también hitos del paisaje relacionados con el demonio. Oreste Plath enumera algunos, como la piedra llamada La Pata del Diablo, que está en el Cajón del Maipú, entre San José y El Melocotón. Ahí Satán solía apoyar el pie para cruzar de un salto el río. En Punta Arenas estaba la piedra conocida como la Montura del Diablo y en Puerto Varas la Quebrada del Diablo, que concluía en un palacio de helechos y flores que sólo podían ver los puros de alma. La Ceja del Diablo era un desfiladero ubicado en las afueras de Chillán, y en la misma zona corría el Estero del Diablo, que fue un escuálido curso de agua de las que bebió el Malulo, encontrándola tan buena que decidió aumentar su cauce.

Por Alhué se paseó el Demonio dejando sus señales. Dos pirquineros llegaron hasta el fondo de una mina llena de gruesas vetas de oro. Estaban sacando el mineral cuando apareció el demonio y los envolvió en sus vapores azufrosos. Desde entonces quedó con el nombre de La mina del Diablo. En el mismo pueblo creció hace más de dos siglos la Parra del Diablo, que se extendió por cerca de cuatrocientos metros cuadrados, llegando a tener un tronco de dos metros de diámetro.

El nombre del Diablo sigue estando en todas partes. En los pequeños almacenes, entre las formas de negar el crédito, se encuentra ésta: “Hoy no se fía/ mañana sí,/ cuentas al diablo,/ menos aquí.

Micaela Navarrete señala que los registros orales recientes “dan cuenta de una percepción del Diablo similar a los recogidos hace un siglo”. Por lo tanto el Malulo todavía anda en la memoria del pueblo. De casi nueve mil relatos recogidos por niños de entre siete y catorce años entre familiares y otras personas adultas de pueblo, y recibidos en la colección de FUCOA, una cantidad considerable tiene por protagonista al Diablo. La investigadora concluye que el Diablo sigue “vivito y coleando” en el imaginario popular los campos y los pueblos.

Bibliografía

-Cifuentes Vicuña, Julio, Mitos y supersticiones recogidos de la tradición oral chilena. Imprenta Universitaria. Santiago de Chile, 1915.

-Dannemann, Manuel, Enciclopedia del Folclore de Chile. Editorial Universitaria. Santiago, 1998.

-Laval, Ramón, Oraciones, ensalmos y conjuros del pueblo chileno comparados con los que dicen en España, Santiago, 1910.

-Muchembled, Robert, Historia del diablo. Siglos XII – XX. Fondo de Cultura Económica. México, 2002.

-Navarrete, Micaela, “Más vale diablo conocido”(Proyecto), documento inédito. Archivo de Literatura Oral y Tradiciones Populares.

-Plath, Oreste, Folklore Chileno. Ediciones Pla Tur s/f.

-Salinas, Maximiliano, En el cielo están trillando. Para una historia de las creencias populares en Chile e Iberoamérica. Santiago. Ediciones de la Universidad de Santiago, 2000.

 
Subir
1 / 2/ 3/ 4/ 5/
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: