Moai en el complejo Akahanga.

 

+ Chile Crónico
El poeta de la mar, Ignacio Balcells.
Cavancha
La familia Loayza.
Ver Más
 
Te recomendamos
- Museo Antropológico Padre Sebastián Englert (MAPSE).

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 / 3 / 4 /
Pablo Neruda y Rapa Nui
La isla imposible (continuación)

 

 

Veinte años después

En enero de 1971, Neruda viajó, esta vez físicamente a Isla de Pascua. Se queda en ella cerca de diez días filmando uno de los capítulos de la serie "Historia y Geografía de Pablo Neruda", que dirigió Hugo Arévalo para el canal 13 de la Universidad Católica. Producto de este viaje es su libro La rosa separada.

Para el estudioso de la obra de Neruda, Hernán Loyola, los poemas de este libro "ofrecen una definitiva verificación de la ideología posmoderna del último Neruda". En efecto, 23 años separaban la Rapa Nui de Canto general de La rosa separada. Pero además, según Loyola "la figura misma del sujeto explorador y contemplador de los vestigios de piedra había sufrido una radical metamorfosis…".

En el libro se alternan poemas que llevan los títulos de "La isla" y "Los hombres". Casi todos los que tienen este último nombre no se refieren, como esperaría el lector, a los hombres de la isla, sino a las avalanchas de turistas que la invaden:

"Somos torpes transeúntes, nos atropellamos de codos
de pies, de pantalones, de maletas,
bajamos del tren, del jet, de la nave, bajamos
con arrugados trajes y sombreros funestos.
Somos culpables, como pecadores…".


"IV Los hombres"

El pecado y la culpa son la incompatibilidad de este turista, habitante de ciudades cerradas y ruidosas, con la pureza de Rapa Nui.

El poeta experimenta esta incompatibilidad casi como un dolor. Se presenta él mismo como un peregrino entre otros peregrinos modernos, es decir turistas, a los que muestra como viajeros degradados: son los nuevos Simbad y Colón "sin más descubrimiento que la cuenta del bar". Son los navegantes de un viaje despojado ya de epopeya y de peligro:

"…matamos
los veleros de cinco palos y carne agusanada,
matamos los libros pálidos de marinos menguantes
nos trasladamos en gansos inmensos de aluminio,
correctamente sentados, bebiendo copas ácidas…".


"I Los hombres"


El viaje se ha convertido en tour y tiene algo de profanación de aquella isla a la que en su poesía anterior Neruda había descrito como "ombligo del mar grande", espacio de silencio y de misterio indescifrable para el hombre:

"Sólo el pez luna que murió en la arena.
Sólo el tiempo que muerde los moais.
Sólo la eternidad en las arenas,
conocen las palabras:
la luz sellada, el laberinto muerto,
las llaves de la copa sumergida".

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: