Te recomendamos
Historia de Cartagena

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 /
Movimiento estudiantil
Nuestro Mayo de Iquique

 

Por Bernardo Guerrero

En Iquique, en el mes de Mayo, la calle siempre ha sido de los estudiantes. Organizados por cada liceo o colegio básico, incluso jardines infantiles, privados, subvencionados, o municipalizados desfilan frente Arturo Prat. Muchos de esos establecimientos educacionales, poseen, además sus bandas de guerra. En el quinto mes del año, el nacionalismo está en su punto más alto. Son estos mismo jóvenes que en las tardes y en cada población de la ciudad, tocan en las bandas que acompañan a los bailes religiosos que se preparan para el 16 de julio, la fiesta de La Tirana.

Sin embargo, los estudiantes al igual que en el resto del país, coparon otras calles, y desfilaron ya no militarmente, sino que ahora con la cadencia de su estética y la fuerza de sus demandas. Una multitud que hace ver los diferentes estilos de ser joven, pero que dirigen sus dardos contra esa entidad casi metafísica que se llama Estado.

Al igual que el Mayo de París, los estados de ánimos se expresan en las paredes. O en el mejor de los casos en improvisadas pancartas. Ya no es el "prohibido prohibir". Ahora es: "Si la educación es un negocio, entonces el cliente siempre tiene la razón", y otros de cientos que se expresan en todo el país, vehiculizado por el chat, el correo electrónico, el fotolog, los mensajes por celulares, etc. El mundo de los "monitos" también concurre a esta fiesta ciudadana en la que los jóvenes descubrieron que tienen la razón. Snoopy, los Rugrets y otros concelebran la protesta.

La palabra de los jóvenes es por cierto una palabra diferente a la palabra de la política oficial. La palabra de los jóvenes se mueve por la lógica de la transgresión y de una estética que nada tiene que ver con aquella que en los años 60, inauguraba la brigada Ramona Parra. Lo de ahora son trazos que tienen otra simetría. Es una palabra de la calles, de la noche, de la marginalidad política. Es una palabra en la que el signo peso tiene un peso capital sobre el argumento. El Dios a derribare es el neoliberalismo. La gratuidad es el catecismo diario. La igualdad la palabra incendiaria. La falta de ortografía es el síntoma y la protesta a la vez. El intercambio azaroso entre la "b" y la "v", tiene que ver con la calidad de la educación, tiene que ver con el predominio de la oralidad sobre la escritura (¿estamos en la premodernidad?), pero tiene que ver también con el gesto altanero; da lo mismo como se escribe, si usted me entiende…

Los jóvenes han puesto en tela de juicio el principal elemento de la reproducción desigual de la sociedad, la educación. La voz de los maestros no tuvo el eco para hacerse escuchar en toda la sociedad, los universitarios se vieron desplazados por estos "cabros chicos" que le ganaron la calle, controlaron la violencia y produjeron la primera cadena nacional no agendada desde La Moneda.
 
Subir
1 /
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: