Link Recomendado
Club de Yates de Valdivia.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 / 3 / 4 /
 
Los estudiantes entran en la historia (continuación)

 

Mártir estudiantil

Persiguieron y encarcelaron, sin embargo a varios dirigentes. Emblema de las víctimas de esta persecución fue el poeta y estudiante de Pedagogía José Domingo Gómez Rojas. Fue procesado por el ministro José Astorquiza Líbano, juez comprobadamente corrupto.

El interrogatorio a Gómez Rojas es un ejemplo la reafirmación de la pureza ética juvenil, aún en las circunstancias más difíciles:

- José Astorquiza: ¿Es usted anarquista?
- Domingo Gómez Rojas: Quisiera, señor Ministro, tener la grandeza moral suficiente como para serlo.
- José Astorquiza: Usted aparece complicado en un de los delitos más graves que pueden cometerse en la República: atentado contra la seguridad interior del Estado.
- Domingo Gómez Rojas: No hagamos teatro, señor Ministro.

Astorquiza, furioso, mandó a Gómez Rojas incomunicado a la cárcel, donde el poeta enloqueció. Meses después, murió en la Casa de Orates, a causa de los malos tratos que había recibido. Sus funerales fueron multitudinarios. Gómez Rojas fue el primero de una serie de mártires estudiantiles y juveniles, paradigmas de idealismo. Hoy lo recuerda un monolito instalado en la plaza que lleva su nombre, y que está en la calle Pío Nono, frente a la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Finalmente Alessandri se impuso como Presidente de la República y poco a poco se desarmó toda aquella maniobra.

Los estudiantes fueron actores de primera importancia en aquellas jornadas de 1920, que marcaron un punto de inflexión en la historia de Chile: el del ingreso en la escena política de los sectores medios, que llegarían al poder en 1938.

En adelante, el movimiento estudiantil siguió siendo importante en el desarrollo nacional. Así por ejemplo, a principios de los años 30 jugó un papel decisivo en el derrocamiento de la dictadura del general Carlos Ibáñez del Campo.

La Fech fue, además, una verdadera escuela de dirigentes políticos.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: