Link Recomendado
Club de Yates de Valdivia.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 / 2 / 3 / 4 /
 
Los estudiantes entran en la historia

 

Por Darío Oses

El movimiento estudiantil nace en Chile como consecuencia de una epidemia de peste bubónica. La misma pandemia apocalíptica, que exterminó a la tercera parte de la población europea durante la Edad Media, llegó en 1912 a las provincias del norte del país. Allí causó estragos que si bien no fueron tan enormes como los del medioevo, no dejaron de ser considerables.

Una vez más, como había ocurrido cuando se declaraban las grandes epidemias de cólera, tifus y fiebre amarilla, los estudiantes de la facultad de Medicina de la Universidad de Chile, fueron a atender a los enfermos, en hospitales y lazaretos, poniendo en riesgo sus propias vidas. Esta vez también hubo un mártir: el joven Marcos Macuada sucumbió al contagio.

Homenaje bochornoso

Cuando regresaron los estudiantes y para premiar su abnegación, el gobierno organizó una velada de homenaje a ellos en el Teatro Municipal. Al asignar las ubicaciones las autoridades, diplomáticos y figurones surtidos coparon la platea, los palcos y todas las buenas ubicaciones. Se olvidaron de los homenajeados que quedaron relegados a las galerías. Esto desde luego los molestó, y cuando empezaron a llamarlos para entregarles los diplomas y medallas, se negaron a bajar al escenario a recibirlos.

La amplificación de ese gesto de rebeldía llevó a la organización de la Federación de Estudiantes de Chile, Fech, que tendría una importante gravitación en la política nacional.

La Fech nace con un sello de inconformismo frente a la oligarquía y contra los vicios y la retórica de la República parlamentaria impuesta con el triunfo del bando congresista en la guerra civil de 1891. Desde sus primeros años, muestra una vocación contestataria, librepensadora, anticlerical y crítica de la sociedad apoltronada y satisfecha de si misma, de principios del siglo XX.


Los estudiantes contra el internuncio


Una de las primeras actuaciones públicas de la Fech ocurrió el mismo año de su fundación, cuando se le organizó una memorable recepción al internuncio Enrique Sibilia, que regresó a Chile desde Roma, después de una larga estada en Europa. Un año antes Sibilia, como representante del Vaticano en nuestro país, se había inmiscuído en el litigio por Tacna y Arica que debía resolverse por un plebiscito. Los párrocos de las iglesias de esas dos ciudades eran peruanos y seguían dependiendo del obispado de Arequipa. Al parecer Sibilia alentaba a la Iglesia peruana a rechazar la presencia de sacerdotes chilenos, y a predicar que Tacna y Arica volvieran a la soberanía del Perú.

Los estudiantes esperaron el arribo de Sibilia en la estación Mapocho. Cuando subió a su coche, fingieron hacerle una manifestación de apoyo. Sibilia abrió la ventana y se quitó el tradicional sombreros sacerdotal, conocido como "teja", para agradecer, entonces un estudiante se la arrebató y la arrojó al aire, mientras todos los demás silbaban e insultaban al internuncio.

 
Subir
1 / 2 / 3 / 4 /
     
     ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: