Cementerio Nº1 de Iquique.
+ Chile Crónico
Mujeres nortinas.
Elvira Santa Cruz
La familia Loayza.
Ver Más
 
Te recomendamos
- Cementerio Nº 1 de Iquique. Por Bernardo Guerrero.
- Cementerio Católico de Santiago.
Cementerio Nº1 de Iquique.

Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Agenda
Sugerir Link
Chile Crónico
Inicio/Chile Crónico...
 
1 /
 
Cementerios de la identidad

 

Por Bernardo Guerrero

El modo en cómo tratamos a los que no están, revela de una u otra manera, el vínculo que mantenemos con la muerte. En este 1º de noviembre, los cementerios nos hablan como ningún otro día de la muerte que vive en esos espacios públicos.

No sólo las ciudades han cambiado, en este caso Iquique. Los cementerios también han ido modificándose en su configuración espacial y cultural. El viejo camposanto republicano, en nuestro caso, el 1 y el 3, expresión de una sociedad jerarquizada, pero en el que lograban convivir las diversas clases sociales, ha dado paso a uno de nuevo tipo. Los parques del recuerdo, variaciones de los parques temáticos, tienden a reemplazar a los ya señalados. Otra estética, por lo general, copiada de los Estados Unidos, parece lentamente imponerse.

Nuestros tradicionales cementerios, aunque parezca paradojal, están llenos de vida. El diálogo entre los vivos y los muertos, se da en un ambiente festivo, dominado por un imaginario en la que se concibe a la muerte como otra forma de vida. A la inversa del mundo ilustrado y moderno que la califica como cancelación definitiva. La idea del continum entre la vida y la muerte, en nuestro caso proviene de la cultura aymara. Para ellos, la muerte no es más que otra forma de vida. Sus ritos funerarios así lo parecen indicar.

La concepción popular de la vida que habita en los cementerios, está representada por una estética que no tiene problemas en combinar elementos que proviene del mundo del espectáculo y de la entretención con aquellos que remiten a nuestras tradiciones más sentidas. Así, es posible advertir banderas de clubes deportivos, fotos de los ídolos de moda, pegatinas con figuras de monos animados, en el caso de los niños y niñas. En fin, una cultura del collage en la que todo está mezclado.

El nicho y la lápida, es en definitiva, el lugar del encuentro, el sitio donde la vida y la muerte se dan la mano. Y lo hacen a través de representaciones iconográficas que se suponen son del agrado del muerto. El nicho es una especie de escenario donde se expresan los gustos de quien está al otro lado de la lápida. Observar esas ornamentaciones es de algún modo, ingresar a la cultura popular; cultura que por lo demás está abierta a las influencias del mundo cada vez más globalizado. Todo ello bajo el signo de la inventiva cultural, en la que lo local y lo global se dan la mano.

El cementerio es el único espacio público aún habitado por el pueblo. Frente a la degradación de la plaza y de la calle, lugares inseguros y carentes de aseo, es el sitio en que la sociabilidad popular parece expresarse, por lo menos durante el día. Es también un espacio turístico, un museo vivo en la que los estudiantes pueden conocer nuestra historia, que por lo general no habita en los textos.

 
Subir
1 /
     
 Música  ¿Tu Favorito?  Escríbenos
 Mapa
 Créditos  Un Sitio:
 Patrocina:
 Ganador del: