Cúpula del Museo de Brllas Artes inaugurado en 1910.
 
Premio Bicentenario
Premio Bicentenario 2001: Nicanor Parra.
Premio Bicentenario 2000: Eugenio Heiremans.
Más Información
 
Artículos
 Inauguración del Museo de Bellas Artes: Edificio construidos para celebrar el Centenario en 1910.
Más Información
 
 
Comunidad Activa
Sugerir Temas
Sugerir Artículos y Links
Publicar en Agenda
Chile hacia el 2010

Inicio/Bicentenario/Chile hacia el 2010...

English Version

El 2010, Chile celebrará 200 años de vida independiente. Tal hito debiera ser una excusa para sentarnos a pensar el país en el cual nos gustaría vivir. Para el Centenario se estableció una Comisión de notables, convocados con la sola idea de llegar al primer siglo de la República dignamente. Sin esa visión, no habrían sido llevadas a cabo obras, como el Museo Nacional de Bellas Artes, el Parque Forestal, la Estación Mapocho, la red de tranvías, los Tribunales de Justicia, etc.

Queremos escuchar tus opiniones, saber si ese espíritu debe rescatarse, qué debería ser distinto, cuáles deberían ser los enfoques con que deberíamos abordar este desafío.

El gran proyecto de la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile

En 1894 Chile ya tenía funcionando una Comisión del Centenario de la República, compuesta por destacados hombres públicos, intelectuales, artistas y empresarios, con el fin de elaborar los distintos proyectos con que el país celebraría en 1910 su primer siglo republicano. Una de las preocupaciones medulares de esta comisión fue el tema urbano: edificios públicos, parques y paseos debían contribuir a convertir la ciudad en un lugar de encuentro, un espacio democrático en donde los habitantes vivieran dignamente. Vicuña Mackenna fue el gran inspirador y gestor de este espíritu.

La Comisión del Centenario fue presidida por Agustín Edwards McClure, un brillante empresario, pensador y escritor con gran vocación de servicio público a quien se debe la fundación de los diarios El Mercurio de Santiago y de Antofagasta, las Ultimas Noticias, las revistas Peneca y Zigzag y el Pacífico Magazine. Fue Vicepresidente de la Cámara de Diputados, Ministro de Relaciones Exteriores, miembro fundador de la Sociedad de Historia y Geografía y Presidente de la Academia de Historia.

Años de planificación, entrega, visión y búsqueda del bien común dieron como resultado las obras de gran envergadura inauguradas para celebrar el primer centenario de la República: El Palacio de Bellas Artes de Jecquier, el Palacio de Bellas Artes de Dubois, la nueva fachada del Correo Central, la Escuela de Ingeniería de Beaucheff, la remodelación del Santa Lucía, el Palacio de los Tribunales, la Estación Mapocho, el anillo de las avenidas Vicuña Mackenna, Matta, Blanco Encalada, Exposición y Matucana y la red de tranvías eléctricos, por nombrar las principales.

Las buenas relaciones internacionales atrajeron regalos de varios países, nacieron grupos y movimientos que abordaron el tema de nuestra identidad y se llevaron a cabo grandes obras filantrópicas; se construyeron hospitales y barrios obreros. La Gran Exposición del Centenario, en 1910, es el hito de celebración que muestra con orgullo la imagen del país.

A diez años de la celebración del Bicentenario de la República, en el 2010, el ejemplo de nuestros predecesores nos obliga y nos impulsa a proyectar pensamiento y obras hacia esta fecha tan emblemática. Para esto creemos que no hay primer paso más consistente que la formación de una Comisión del Bicentenario de la República, convocada por la Corporación del Patrimonio Cultural de Chile, actuando como puente entre el mundo público y el privado.

Su enfoque está dirigido al aspecto patrimonial y ese es el énfasis que va a potenciar. Para eso se están explorando distintos proyectos. Tenemos el privilegio de contar con don Agustín Edwards Eastman como Presidente de esta comisión, en un gesto que busca expresar un sentido de continuidad.

La intención de la Corporación es incentivar a la sociedad civil a participar en la hermosa tarea de repensar nuestra identidad y nuestra cultura, proyectando obras y debates, y desde el ámbito privado, apoyar la labor gubernamental en este sentido. Ya hemos dado algunos pasos que se están materializando en la formación de la Biblioteca del Bicentenario, para lo cual hemos constituido un Consejo Editorial encargado de definir una colección de 30 a 40 títulos representativos de nuestra identidad y su proyección. Estamos preparando las Tertulias del Bicentenario, a ser realizadas en algún local santiaguino y registradas audiovisualmente para su difusión, y este año hemos entregado por primera vez el Premio Bicentenario, otorgado por la Corporación, en conjunto con la Universidad de Chile, con el auspicio de Fundación Escondida.

Texto correspondiente al Editorial del Informativo N°5, Mayo 2000, Corporación del Patrimonio Cultural de Chile.

 
subir

     
Prohibida la reproducción de imágenes y textos sin previa autorización escrita.
Agregar a Favoritos
Escríbenos
Mapa del Sitio
Créditos  
Un Sitio